Embriología Médica de Langman es uno de los principales libros utilizados en todas las universidades del mundo para la enseñanza clásica de la embriología. Es una excelente fuente de información que te va a formar muy bien para los exámenes finales.

¿Sabes cuánto tiempo vas a necesitar para leer el libro completo? ¿Quieres organizar tu tiempo para poder distribuir tus horas de estudio en los días previos al examen o durante tu cursada? Pues bien, aquí te ofrecemos una calculadora de tiempo de estudio. Con ella podrás responder todas estas preguntas.

INSTRUCCIONES

1- Preparate para realizar un pequeño autotest de velocidad de lectura

2- Presiona sobre el botón iniciar y en seguida comienza a leer el texto que se encuentra en el recuadro. Leerás un fragmento al azar de una selección de lecturas cuya formas literarias requieren un esfuerzo adicional para entenderlas. No te esfuerces por memorizar, solo léelas con comodidad. Pero, Importante ! cuando finalices presiona rápidamente sobre el botón finalizar.

3- Una vez que presionas sobre el botón finalizar obtendrás los siguientes resultado:

Palabras por minuto leídas (velocidad de lectura); horas y minutos requeridos para finalizar un tomo de Latarjet

4- Junto con los resultados se abrirá una pequeña caja donde colocarás las horas que estudias por día. Con ello se calculará la cantidad de días que necesitarás.

PRUEBA TU TIEMPO DE LECTURA PARA: Langman – Embriología Médica

00:00:00
Si conoces cuántas palabras lees por minuto indícalo
¡Adivino de males! jamás me has anunciado nada grato. Siempre te complaces en profetizar desgracias y nunca dijiste ni ejecutaste nada bueno. Y ahora, vaticinando ante los dánaos, afirmas que el que hiere de lejos les envía calamidades, porque no quise admitir el espléndido rescate de la joven Criseide, a quien anhelaba tener en mi casa. La prefiero, ciertamente, a Clitemnestra, mi legítima esposa, porque no le es inferior ni en el talle, ni en el natural, ni en inteligencia, ni en destreza. Pero, aun así y todo, consiento en devolverla, si esto es lo mejor; quiero que el pueblo se salve, no que perezca. Pero preparadme pronto otra recompensa, para que no sea yo el único argivo que sin ella se quede; lo cual no parecería decoroso. Ved todos que se va a otra parte la que me había correspondido.