Si prestamos atención a las actividades que realizamos podemos determinar que aquello a lo que llamamos “energía” está presente en todas ellas. De hecho, cierta cantidad de energía es capaz de transformarse de una forma a otra e incluso transmitirse de un cuerpo hacia otro. No obstante, aquello a lo que llamamos “energía” no puede ni crearse ni destruirse, porque la energía solamente puede cambiar de forma.

Pero ¿Qué es la energía entonces?

Por lo general, cuando hablamos de energía en el mundo moderno pensamos en una lamparita de luz eléctrica, o una batería o quizá un rayo. También decimos que tal o cual cuerpo tiene energía, que la vida de un joven está lleno de ella o que cosas que parecen inertes como los fósiles son fuente de la misma. Qué extraño ¿no?, cosas tan distintas relacionadas por la energía. Tengamos en cuenta que muchas de estas cosas mencionadas (como la lamparita de luz eléctrica) no se conocían en la antigüedad y sin embargo, el concepto de algo enérgico ya existía.

Empecemos definiendo. Energía proviene del idioma griego con sus vocablos “En” y “Ergon”, relacionados con la acción, el movimiento, el trabajo. Es decir, se lo ha relacionado con la actividad. Esto viene dado por la misma experiencia, pues hoy en día sabemos que si dejamos pasar energía eléctrica por un ventilador, este comienza a moverse. O si le agregamos combustible al auto, la combustión de éste permite que el motor rote y el auto funcione. En pocas palabras, la energía permite el desarrollo de un trabajo. De esta última sentencia viene dada una definición:

Energía es la capacidad que tiene un cuerpo o sistema para realizar un trabajo.

No obstante, aclaremos también que la energía puede encontrarse almacenada y por lo tanto no estar produciendo un trabajo. Por ejemplo, todos sabemos que ciertos aparatos requieren de baterías y pilas, y que las mismas no están realizando un trabajo cuando las compramos. Solo al colocarlas en el aparato comienzan su función.

Por otro lado, también vamos a considerar aquellos casos en los que al permitir el paso de la energía en un sistema o cuerpo, el mismo no realiza movimientos. Pensemos por ejemplo en una estufa que irradia calor, o una lámpara que brinda luz o un horno eléctrico que permite cocinar con su temperatura.

Distintas formas de energía

La energía no es sinónimo de electricidad, y lo aclaramos porque, puede ser, que lo primero que salte a nuestra mente al mencionar esta palabra sea una toma de corriente con su enchufe.

Cuando un cuerpo se encuentra en movimiento a través de un espacio decimos que el mismo tiene Energía Cinética. El típico ejemplo es pensar en un molino de viento. El viento (que son partículas en movimiento) mueve las aspas del molino cuando al chocar contra ellas les cede parte de su energía. Luego, las aspas ganando esa energía comienzan a moverse.

A su vez, el movimiento de las aspas genera más movimiento y más transmisión de esa energía al resto del mecanismo que tienen adosado, gracias a los ejes y a los engranajes. Esa energía obtenida desde el viento, se va a transformar en un trabajo con un fin determinado, por ejemplo, hay molinos que se utilizan para bombear agua o para moler granos. Y todo eso se realiza con la energía cedida por el viento.

Existen otros tipos adicionales de energía. Por ejemplo, cuando un cuerpo se encuentra en la altura decimos que el mismo tiene energía potencial gravitatoria. Para entender esto podemos imaginar una piedra al borde de un precipicio. Si la piedra cae, libera esa energía desde la altura hasta el suelo. Tal energía estaba contenida en el cuerpo cuando se encontraba en el borde del precipicio. Esto es lo que le permite moverse a las turbinas cuando son colocadas debajo de una caída de agua.

Además también podemos citar el momento cuando se quema un combustible (tal como el carbón, el gas o el petróleo), durante el proceso se libera la energía que poseen almacenada en las uniones de los átomos que los componen. Por eso decimos que este tipo de energía es química. En la combustión, la temperatura aumenta y la forma de energía obtenida es térmica.

Existen distintas formas en la que se manifiesta la energía: mecánica, eléctrica, radiante, térmica, electromagnética, química, nuclear, sonora, interna y seguimos contando

Fuentes de Energía

Existen muchas fuentes de energía y muchas de ellas ya pueden ser aprovechadas por el humano. La ciencia lucha contra el tiempo por encontrar métodos que le permitan obtenerla sin generar daño al medio ambiente. Podemos mencionar:

  • Energía geotérmica: Como la generada por las altas temperaturas de las termas, los géiser o lo volcanes.
  • Energía térmica por combustión: Como la obtenida por parte de la quema de ciertos fósiles, maderas y sustancias.
  • Energía radiante: Como la obtenida a partir de los rayos del Sol (aunque también aporta energía térmica)
  • Energía Nuclear: Como la obtenida por el uranio radioactivo
  • Energía mareomotriz: Como la generada por el movimiento del agua del mar
  • Energía hidráulica: Empleada por ejemplo en las represas o en las cascadas
  • Energía eólica: obtenida a partir del movimiento del viento
  • Energía de biomasa: obtenida por el aprovechamiento de los procesos biológicos y matera orgánica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *